miércoles, 10 de agosto de 2011

La tala ilegal no se detiene en Yabotí y piden que exista el delito ambiental

Ecología enfrenta la deforestación en dos áreas clave. Pero admite que no puede “haber un hombre detrás de cada árbol”






En Colonia Aurora. | Se desmoronó la tierra y muchos no encontraron explicación; la deforestación, la respuesta. |
Mientras desde el Ministerio de Ecología se asegura que se intenta preservar las últimas hectáreas de bosque paranaense en pie y evitar la expansión de la frontera agrícola, desde el sector no gubernamental se asegura que se sigue deforestando la Reserva de Biósfera Yabotí, desde donde sacan “hasta 4 a 5 camiones por hora” con madera nativa


Mapa satelital de la Reserva de Biosfera Yabotí


Foto Satelital de Zona de Biosfera Yabotí.
Ver Áreas Protegidas de Misiones en un mapa más grande


“Misiones está bien, hay que tener en cuenta que en la actualidad, la provincia tiene casi la mitad del bosque paranaense que queda en pie… de los 4 millones de hectáreas que hay en la actualidad, 1,5 millones están en Misiones”, aseguró Juan Manuel Díaz, el encargado de la preservación del Corredor Verde, del Ministerio de Ecología.
Díaz, detalló que 60 años atrás, el Sistema de la Selva Paranaense contaba con un total de “80 millones de hectáreas, de las cuales 69 millones estaban en Brasil; 9 millones en Paraguay y 2.200 mil en Misiones”.

Para el funcionario de Ecología, la importancia en que la provincia mantenga esa cantidad de bosque nativo, se puede ejemplificar con que se trata de uno de los “ecosistemas con mayor biodiversidad del mundo” y que “el mundo, pierde por lo menos cuatro veces la provincia de Misiones por año con la deforestación”.


Pero no todo parece estar de lado de quienes luchan por la preservación del bosque y luchan por frenar la deforestación, ya que el propio Díaz se lamentó que en la provincia no exista aún la carátula de “delito ambiental”, lo que permite a los depredadores del bosque, continuar con su objetivo de manera prácticamente impune.

Uno de los integrantes del grupo ecologista Cuñá Pirú, el Vasco Baigorri, detalló que “durante este fin de semana, fue terrible ver cómo salen los camiones, son 4 a 5 por hora de la Biósfera, lo digo porque recién hoy (por ayer) llegué del Yabotí y realmente esto es sumamente preocupante, hay mucha desconsideración”, aseguró quien también es el representante de prensa del Equipo de Misiones de la Pastoral Aborigen (Emipa).

La población en el campo
“Según lo que indica el resultado del último Censo, en Misiones el 32 por ciento de la población vive en el campo. Eso significa que la población está usando al bosque y lo que se debe frenar o evitar, es la expansión de la frontera agrícola”, explicó Juan Manuel Díaz, en referencia a la difícil convivencia del hombre con el bosque, “porque acá hay que tener en cuenta el desarrollo económico, los beneficios ambientales y el desarrollo social”.
Básicamente, lo que se intenta lograr desde Ecología, es el aprovechamiento sostenible del bosque nativo y en esa línea, se aseguró que en la actualidad hay dos puntos en los que se apunta a la preservación del monte misionero y ellos son el Parque Provincial Foerster al Parque Uruguay y naturalmente la Reserva de Biósfera Yabotí.
“Necesitamos que todos ayuden a evitar la deforestación, que en Misiones la hay seguro que sí, no se niega, pero en Ecología hay un montón de áreas que trabajan para lograr el equilibrio, que la gente siga apostando a la chacra y al buen manejo de la tierra”, dijo Díaz, quien además adelantó que pronto “se sumarán equipos de tecnología de punta como para tener inclusive en pantalla a los depredadores en tiempo real”.
Según se informó desde el Ministerio de Ecología, en la actualidad funcionan 24 delegaciones en toda la provincia, seis puestos fijos para el control forestal, además de las unidades móviles en las rutas clave.
Para Díaz, son clave los árboles en el cuidado de los bosques, “que son los protectores de los cursos de agua, deben ser el triple del ancho de los arroyos".

“Los huecos son terribles”
“Los huecos son terribles, creo que Ecología tiene que sobrevolar el Yabotí porque cada vez es peor, nosotros ya divisamos carpas en el lote 8 de Yabotí, en esa misma zona se marcan rumbos y hasta se están construyendo viviendas”, aseguró ayer el Vasco Baigorri, quien adelantó que “tras la reunión de los caciques que están muy preocupados, creo que la semana que viene se conocerá la presentación de la comunidad respecto a la deforestación”, dijo Baigorri.
Juan Manuel Díaz, no desconociendo lo que sucede en la Reserva de Biósfera Yabotí, aseguró que “imposible tener a una persona (guardaparque) detrás de cada árbol, por eso insistimos que la lucha y la preservación tiene que ser entre todos”.

La deforestación
La actividad, que  implica “desnudar el planeta de sus bosques” y de otros ecosistemas como de su suelo, tiene como resultado un efecto similar al de quemar la piel de un ser humano. Los bosques ayudan a mantener el equilibrio ecológico y la biodiversidad, limitan la erosión en las cuencas hidrográficas e influyen en las variaciones del tiempo y en el clima. Asimismo, abastecen a las comunidades rurales de diversos productos, como la madera, alimentos, combustible, forrajes, fibras o fertilizantes orgánicos.
En el marco de esa actividad, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y (Cnumad), establece que la protección ambiental es una parte integrante de desarrollo, que debería tener como objetivo aliviar la pobreza y lograr un equilibrio entre la eficiencia económica y la sostenibilidad. Se reconoce por parte de ese organismo internacional, que todos los bosques del planeta deben ser objeto de una ordenación sostenible, que garantice sus servicios y beneficios sociales, económicos y ecológicos. 

Fuente: http://www.territoriodigital.com
Fecha Publicación: Lunes 8 Agosto de 2011

1 comentario:

  1. me parece excelente el trabajo que realizais. saludos desde barcelona

    ResponderEliminar