miércoles, 12 de diciembre de 2012

Cada vez más lejos de un acuerdo para detener el cambio climático



Se prolonga hasta el 2020 el Protocolo de Kioto, pero sólo firmado por un puñado de países. Estados Unidos y China quedaron afuera.

Decepción. La Cumbre de Doha fracasó. El próximo año será en Polonia.
El planeta sigue aún muy lejos de alcanzar un acuerdo para detener el cambio climático. Después de 18 cumbres con la movilización de miles de personas alrededor del mundo y millones de documentos, los delegados de 195 países mantienen diferencias insalvables . Esta vez, en Doha, Qatar, donde finalizó ayer la décimo octava cumbre de la ONU, el viceprimer ministro qatarí que presidía por protocolo, impuso a último momento un documento enuna maniobra más cercana a una asamblea universitaria que a una reunión del más alto nivel diplomático.
El logro máximo de este ardid fue la extensión hasta el 2020 del Protocolo de Kioto que estaba vigente desde hace 15 años y que expiraba en 20 días. Pero aparece firmado por la Unión Europea, Australia y nueve países menores que producen apenas el 15% de las emisiones de dióxido de carbono que provocan el calentamiento global. Ya no lo había suscripto Estados Unidos y ahora también se bajaron Japón y Canadá. De los 100.000 millones de dólares anuales que se habían comprometido para que los países emergentes pudieran hacer frente a la reconversión de sus industrias contaminantes, nadie dijo una palabra . Y todo se traslada ahora para el 2015 que es cuando Estados Unidos, China, Rusia, Brasil, Sudáfrica e India aseguran que llegarán a un acuerdo para ponerlo en práctica a partir del 2020.
El intento de bloquear la prolongación de Kioto, el único acuerdo con reglas vinculantes para la reducción de las emisiones, llegó esta vez por parte de Polonia, Rusia y Ucrania que quieren hacer un negocio con los bonos que les sobran por las emisiones de carbono que ya no emiten. Cuando aún funcionaban en estos países las obsoletas fábricas soviéticas se les dio “crédito” por lo que lanzaban sus chimeneas. Al caer toda esa industria, se quedaron con un cupo importante de bonos que ahora quieren vender a los países más contaminantes. La Unión Europea asegura que ninguno de sus 27 miembros comprará “los certificados soviéticos” .
Esta cumbre pudo ser la gran vidriera de Barack Obama para demostrar que es un presidente comprometido con el medio ambiente. Pero volvió a decepcionar . Si bien su delegado dejó en claro que Estados Unidos está dispuesto a detener el calentamiento también recordó que la Casa Blanca tiene las manos atadas por el congreso dominado por los republicanos. China anunció desde el vamos que no se comprometerá a nada . El jefe de la delegación, Xie Xhenhua, dijo apenas pisó Doha que su país no puede detener las emisiones cuando su PBI es de apenas 5.000 dólares y el de los países desarrollados cinco veces superior.
En tanto, los científicos ratifican su predicción de que si no se limita ados grados centígrados el aumento global de la temperatura con respecto a la era preindustrial, vamos hacia una catástrofe . En este momento nos encaminamos a un aumento de 3,3 grados para el 2050. Esto significa olas de calor sin precedentes, incremento de un 30% en las precipitaciones, aumento significativo del nivel del mar y reducción notable de la producción de alimentos.

POR GUSTAVO SIERRA



Fuente: http://www.clarin.com
Fecha Publicación: 09/12/12


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada