martes, 5 de junio de 2012

Día Mundial del Medio Ambiente (¿O ambiente entero?)

05 de junio 2012, Eldorado, Misiones, Argentina.
Juan Yahdjian




La naturaleza tiene leyes y nosotros no las respetamos. En Misiones la ley natural se llama monte, y cuando desmontamos y talamos árboles sin darle tiempo a renovarse, estamos degradando y sufrimos las consecuencias. Y seguimos equivocados cuando reforestamos con especies exóticas ( pinos y eucaliptos), monocultivos  que alteran  los suelos y el agua. La "Madre Tierra" se defiende, envía la hormiga, hace crecer la hierba y nosotros atacamos con venenos.  El Cambio Climático que vivimos es consecuencia de esta agresión. Tenemos menos agua en Misiones y los períodos de sequías son más prolongados. Agua y monte van juntos. CUANDO FALTA EL MONTE FALTA EL AGUA.



"EL MODELO PRODUCTIVO ACTUAL es la causa principal del deterioro ambiental" En Misiones con el pino y el eucalipto, más al Sur con la soja y las mineras.

LO COTIDIANO:
VEAMOS ALGUNAS COSAS QUE PODEMOS MODIFICAR, DESDE NOSOTROS:


RECICLAR: La naturaleza nos enseña que muchos de sus componentes pueden completar un ciclo y estar disponibles nuevamente. La hoja que cae se hace tierra, aportando material orgánico, tan necesario para fertilizar el suelo. Lo que no debemos hacer es quemar lo orgánico: restos de pastos, hojas, papel, etc. Casi todos tenemos un pedacito de terreno y un rincón donde acomodarlos, o en distintos lugares, debajo o detrás de plantas, cercos etc. Lo orgánico NO es suciedad, NO es basura, simplemente son parte de lo que la Tierra nos ofrece y nosotros lo devolvemos para seguir el ciclo y la vida.
Podemos decir que en varios países y ciudades se practica el reciclaje con los restos de frutas,  verduras y otros alimentos; también separan vidrios, papeles y cartones, principalmente. Las mascotas y los perros callejeros se ocupan de los alimentos de origen animal, huesos, restos cárneos y de lácteos
. El reciclaje de plásticos es un tema a debatir, aunque lo utilicemos para otras cosas, como el caso de las botellas de gaseosa, siempre siguen siendo plásticos, por el enorme tiempo que toman para degradarse. Lo ideal será el uso de plásticos en lo mínimo posible o mejor no utilizarlos. Si hacemos un ejercicio mental, pensando en que, si sumamos la cantidad de plástico ya existente alcanza para envolver la Tierra, al no poder respirar gran parte de su vida inclusive la nuestra, estaría comprometida.


REDUCIR: La sociedad de consumo nos acosa en forma permanente, la publicidad, la moda, la competencia, todo negativo. Muchas veces tenemos más de lo que necesitamos, comemos y tomamos más de lo útil para nosotros. Entre la televisión, internet, celular, revistas, negocios, shopings y otros, recibimos una carga de agresiones en forma de propuestas para ser felices. El resultado está a la vista, la mayoría descontenta y el que más tiene más quiere. Pensar que todo eso aumenta nuestra dependencia y nos aleja de la libertad de vivir…La acumulación, que sería lo contrario de reducir, nos empuja a llenarnos de cosas que muchas veces no tendremos la ocasión de utilizar y sin embargo lo conseguimos con sacrificio nuestro o de terceros. La acumulación de dinero como el mayor pecado social.
Antes de comprar nos conviene pensar si realmente lo necesitamos, si nos podemos arreglar con lo que tenemos. Y también preguntarnos a quién favorecemos, o sea ser responsables a la hora de comprar. Y además ver el residuo que quedará del mismo. No es lo mismo comprar en la Feria Franca, sabiendo que favorecemos a los colonos y sus familias y promovemos que se queden en la chacra, llevando la bolsa de compras que siempre utilizamos, que comprar en el súper, con el agregado de varias bolsitas de plástico, que muchas veces tiramos sin calcular el daño que hacemos. No es lo mismo comprar el pan en bolsitas de papel, como vemos que utilizan varias panaderías, que en las de plástico, que a veces no reciclamos. ¿Volver al otro día con la misma bolsita?
En cuanto al uso de la energía, también la podemos reducir y hay muchas formas de hacerlo. Cada uno buscara la suya. Vale la pena repensar si necesitamos cada foco, cada máquina que accionamos y a veces no apagamos. Proponemos las lámparas de bajo consumo, construir las casa con suficiente luz natural, adaptar nuestros horarios al ritmo del día y la noche, sabiendo también que es bueno para nuestra salud física y mental. Y por lo mismo nos convienen las caminatas y la bicicleta, en algunos trayectos del trajinar diario. El transporte público a cambio del automóvil individual es otra forma.



REUTILIZAR: Muchos son los ejemplos que podemos citar, los comercios de ropa usada son uno de ellos, pero hay más y muchas madres hacen milagros vistiendo a los hijos menores con el de los mayores. Reparar ropa y otros es tarea de todos.
El agua merece mención especial porque esta escaseando y aprender a cuidarla es todo un desafío de estos tiempos. La canilla es una comodidad que se ha vuelto en contra. Muchos la dejan abierta mientras lavan los platos o se afeitan o cepillan los dientes, sin pensar en el perjuicio que están causando. El agua corriente tiene un componente de cloro, que funciona como antibiótico y parte del mismo se libera cuando la utilizamos. Otro enemigo es la manguera que se usa en veredas, coches y riego. Con las veredas y calles vemos que "se barre" con el agua y no con la escoba. Puede que sea necesario baldear (usar el balde) la vereda, pero nunca manguerear, porque miles y millones son los litros utilizados. Con cuatro o cinco baldes se puede lavar un coche o una vereda, lo que resta es malgasto, tendrían que pensar la falta el preciado elemento para muchos. Ocurre parecido con nuestro baño: mojarse, enjabonarse, enjuagarse y secarse, pero.... Podríamos recuperar parte del agua y usarlo para prelavados de ropa, riego, etc.
El agua que usamos para lavar verduras y frutas le damos también distintas utilidades, regar plantas y otros. Hay que ser creativos y reinventar formas de uso, pensando en nosotros y en los que vendrán.
RETOMAR: Repasando la historia tenemos para aprender, cómo vivían los pueblos antiguos, cómo viven aún los Hermanos Originarios, cuando dicen:


"PASAMOS POR EL MONTE SIN DEJAR HUELLAS"
Se sienten parte de la naturaleza, respetarla y cuidarla tiene que ver con su vida espiritual, con su vida de todos los días. Vivir sencilla y humanamente, sin dañar.
Vemos, a un lado y otro de la ruta por donde pasamos, plásticos de todo tipo, cajas de tetrabrik, pañales y botellas descartables, aparecen nuestras huellas (que algunos llaman huella ecológica).



RETOMAR COSTUMBRES PARA UNA VIDA SUSTENTABLE ES NUESTRA PROPUESTA PARA EL "DÍA MUNDIAL DEL AMBIENTE"

CONCLUSIÓN: El "Modelo Productivo", siendo el principal culpable, nos permite, desde lo cotidiano, hacer algunos cambios.

Juan Yahdjian, médico, Movimiento Social Misiones y grupo Madre Tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada